Con una tacita de café…


En unos días, Patty y yo estaremos participando de una conferencia misionera en una iglesia en Florida… nuestro objetivo es presentar la visión de misiones de VidaNueva (MetroAmérica 020) usando una estrategia de comunicación basada en algo que a mí me es muy familiar, agradable… e incluso adictivo: el café.

Cómo te he dicho antes… disfruto del buen café. No de cualquier café, sino del buen café. Estoy convencido de que =como un elemento adicional de la gracia de Dios en mi vida- él me permitió nacer y crecer y luego me llamó a ministrar en una de las mejores regiones cafeteras del planeta: el área entre Ecuador y México. Soy el primero en reconocer que no todo el café en la zona de MetroAmérica 020 es bueno… pero cualquiera te puede decir que esta zona produce algunos de los mejores granos y mezclas que el buen paladar puede saborear. Así que, cuando junto a Willo Flores y Patty comenzamos a trabajar en un elemento que nos permitiera explicar la visión misionera de llevar fruto en esta zona del mundo… el café resultó la elección ideal. El capuccino que aparece en la parte superior de este post es parte de la creatividad de Willo… otros elementos gráficos (en inglés) están en este enlace de picassa.

Una triste realidad de esta zona del mundo es mucho más profunda que el contenido de una taza de café. Sé que los misiólogos modernos han etiquetado esta región como una “zona ya alcanzada” con el evangelio… mi propósito no es cuestionar cifras y porcentajes… sin embargo, vivir acá y no cargarse por la condición espiritual de unos 260 millones de personas resulta un pecado terrible, producto de la insensibilidad propia de quien no desea ver lo que es evidente: cada alma sin Jesús está perdida.

Esta noche quiero animarte a que seas parte de la visión que Dios nos ha dado para las metrópolis en Américas entre el paralelo 0 y el 20. Puedes hacerlo orando, ofrendando u obrando. La próxima taza de café que te tomes hazlo pidiéndole a Dios que te diga como puedes participar tú… y si no te gusta el café, ¡no importa! el Rey te puede usar de todas maneras (aunque no sabes de lo que te pierdes)

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s