Soledad…


La soledad es muy hermosa… cuando se tiene junto a alguien a quien decírselo.
Gustavo Adolfo Bécquer
1836-1870

Como te he dicho en algún momento, Alfa y Omega es la estructura de VidaNueva que cuida -por medio de actividades- de la vida y el bienestar espiritual de nuestros adultos mayores. Desde su inicio hace apenas unos meses, este grupo de preciosos hermanos pastoreados por Rolando Tobar se ha vuelto uno de los más dinámicos de la Iglesia. Quizás sea por la edad… pero me he dado cuenta que los adultos mayores (o al menos nuestros adultos mayores) saben como disfrutar casi cualquier evento que organicen… desayunos, cenas, paseos, retiros, conferencias… ¡ojalá muchos jóvenes tuvieran un espíritu similar en sus respectivas realidades! Mañana por la mañana Patty y yo estamos invitados para estar con ellos… desde hace semanas he estado esperando este momento de forma especial. El tema que me han pedido tratar (en conjunto con Arely Hernández) es “La Soledad”.

El Diccionario de la real Academia da varias definiciones para la palabra soledad, y para términos relacionados (como solitario o desamparado)… Habla del “pesar y melancolía que se sienten por la ausencia, muerte o pérdida de alguien o de algo… de aquel “que no tiene quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones”… pero quizás de forma más sucinta dice que es “la carencia voluntaria o involuntaria de compañía”. Si lo piensas, la carencia voluntaria de compañía es algo apreciable… a veces incluso apetecible. La Biblia hace más de alguna referencia sobre lo beneficioso que es para nuestra relación con Dios el encontrarnos con el Rey “en la soledad”… y la vida nos muestra lo extremadamente difícil que resulta tener una relación profunda con Dios cuando nuestra atención está dividida por la multitud de acompañantes que constantemente nos rodean. La carencia voluntaria de compañía para enfocarte en Dios es buena… practícala tanto como te sea posible… cultívala como un hábito integrado en tu apretado horario.
En ese sentido, la soledad no es ni mala ni indeseable

Pero, el diccionario lo hace claro… la soledad es también la carencia involuntaria de compañía. Es entonces que los humanos experimentamos “el pesar y melancolía que se sienten por la ausencia” y el amargo dolor que hay cuando no tenemos quien nos “ampare, socorra o consuele en nuestras necesidades o aflicciones” Entonces, lo que si fuera voluntario sería una bendición, resulta en un problema realmente desmoralizador. Piénsalo: El problema de la soledad es -en mucho- un problema de voluntad personal y de disponibilidad ajena. O quizás del resultado de una larga cadena de actos de la voluntad que pueden resultar en una constante indisponibilidad ajena.

Sin embargo, los creyentes nunca estamos solos. Una de las bendiciones de una relación fresca con Dios es que siempre contamos con el que dijo en Deuteronomio “Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará”… “él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides“… en 1Samuel dijo “Pues Jehová no desampararáa su pueblo, por su grande nombre”... de él se dice en Esdras “mas en nuestra servidumbre no nos ha desamparado nuestro Dios” Nehemías observó “Mas por tus muchas misericordias no los consumiste, ni los desamparaste; porque eres Dios clemente y misericordioso.” David señaló de él que “no desamparastea los que te buscaron” y que él “no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados” y “Porque no abandonará Jehová a su pueblo, ni desamparará su heredad”… la lista es demasiado larga para seguir… ¡creo que entiendes la idea!

Si estás pensando… “¡pero lo que yo quiero es una compañía humana!”… hmmm… no tienes de que preocuparte. Una de las declaraciones más contundentes de las Escrituras está en Salmos 68:6… “Dios hace habitar en familia a los desamparados”.
Esa familia se llama “la Iglesia”… y está diseñada para que nunca estés solitario.
A menos que tú escojas estarlo.

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s