¡Bravo, bravísimo…Suprema Alabanza!


¡Que magnífica velada! Esta noche Patty y yo tuvimos el honor de estar presentes en la ceremonia de dedicación de la Orquesta Sinfónica Cristiana de El Salvador. Todos los asistentes fuimos meros espectadores de como más de medio centenar de músicos bajo la Dirección del Maestro Mauricio Benjamín Solís exaltaron y deleitaron al Rey de reyes. No sólo escuchamos un maravilloso concierto de música ejecutado de forma magistral sino que el ambiente estaba agradablemente cargado de una mezcla de cultura y adoración como tenía mucho tiempo de no disfrutar. Créeme, escuchar “Castillo Fuerte es Nuestro Dios” de Martín Lutero en un mismo concierto en el que se tocó “Canta al Señor” de Darlene Szchech fue una verdadera bendición.

Este singular proyecto se debe a la visión del Maestro Solís y de su esposa, herederos fieles de una larga tradición de músicos cristianos en nuestro país. Esta noche, el trabajo de vidas enteras a lo largo de generaciones completas se vio plasmado en el inicio de lo que será a todas luces una oportunidad única para exaltar a Dios -el lema de la Orquesta es “Suprema Alabanza”- y conectar a todos los sectores de la sociedad con el evangelio de Jesús… ¡cuánto potencial para el reino!

Todos los músicos en la Orquesta son, por supuesto, creyentes en Jesús… y uno de ellos -Rafael López, hijo de Koky y Ena- es miembro de VidaNueva. Hemos visto crecer a Rafa desde que era un bebé, y debo confesarte que al verle esta noche ejecutando su violín para honrar al Rey, mi corazón se lleno de mucho gozo. En realidad me emocionó cada instrumento -desde los más clásicos violines, cellos y oboes hasta los más contemporáneos bajos y batería- al escucharles llenar el Auditorio con “música del cielo”… ¡que bendición!

Si vives en El Salvador, te animo a que apoyemos esta singular iniciativa; proyectos como este se merecen el respaldo de los cristianos en general y de las iglesias en particular. Esta noche fue la dedicación de la Orquesta, pero la Temporada Sinfónica se abre mañana domingo. Te animo fuertemente a que vayas a escucharles y a que lleves a otros -especialmente si no son creyentes- para que conecten con el espíritu de adoración de este grupo de músicos. Estoy seguro que en algún momento tendrás deseo de decir en alta voz “¡Bravo, bravísimo…! especialmente al darte cuenta que se trata de suprema alabanza.

A propósito… desde ya sueño con tener a la Orquesta completa tocando en VidaNueva… piénsalo… ¡lo que podríamos lograr en un evento evangelístico de ese tipo!
Definitivamente: Me gusta.

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s