Apologética: una fe razonable… (SBVN)


Los lunes son el día que yo descanso… a veces. En realidad es un día en el que hago ministerio -que es lo que me encanta hacer- pero de una manera mucho más relajada… leo, hablo, visito, estudio… pero con más tranquilidad que el resto de la semana. Hoy -por ejemplo- pasé una buena parte del día leyendo-estudiando-pensando-reflexionando-organizando mi siguiente clase del seminario. En esta ocasión estaré enseñando un curso de Apologética en el sistema modular “híbrido” como le llamamos en VidaNueva: 4 bloques de clases intensivas divididas a lo largo de 4 meses (cada bloque consta de unas 13 horas). Comenzaré en apenas 8 días con la primera sesión y lo terminaré en Diciembre -si Dios así lo permite.

La Apologética es una de esas palabras “grandes” en nuestro idioma que se usan para describir una función elemental del cristianismo: la defensa de nuestra fe por medio del uso de las pruebas razonables en las Escrituras. Este será uno de esos cursos en los que la mente se afila con razonamientos surgidos de la Palabra; tales razonamientos deben sumergirse en la mente y en el corazón del apologista para moldear patrones de pensamiento lógicos y congruentes. El resultado es una fe sólida armada de una mente razonable (¡no es al revés!)… algo muy poderoso en el Reino.

La apologética está textualmente implícita en 1Pedro 3:15 (sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;) constituyéndose en el estudio de las respuestas que el cristiano debe ser capaz de ofrecer ante quienes honestamente quieren entender la lógica y validez de nuestra esperanza.  Mi objetivo en esta clase es enseñar a los estudiantes el equilibrio que este texto demanda: un corazón sintonizado con Dios y una mente lógica desarrollada por la Palabra. Pedro estaba persuadido de que sólo se puede presentar la defensa correcta cuando se hace con mansedumbre y reverencia… y sólo se puede tener mansedumbre y reverencia cuando uno santifica a Dios en el fondo de su propio corazón.

¿Sabes? los creyentes de cada generación tenemos el desafío y la responsabilidad de responder con la Biblia a los argumentos de aquellos que andan en la búsqueda de la verdad -búsqueda que en ocasiones es realizada a trompicones mentales y espirituales- de manera que la fe sea traspasada formal o informalmente a la siguiente época. En otras palabras, sin apologética, no hay discipulado… ni hay continuidad de la fe.  No se trata de “tener todas las respuestas”; sino de ofrecer las respuestas bíblicas a los problemas planteados por las diferentes maneras de ver el mundo. Una fe razonable aún encontrará el desafío de las dudas bien planteadas… y está bien. Uno puede ser cristiano y todavía tener dudas. Como dijo Dallas Willard en alguna ocasión “es posible irse al cielo con un montón de dudas, y es posible irse al infierno con muchas certezas-la gente lo hace todo los días”. 

A propósito: todos debemos ser apologistas… nos guste o no. Así que… si estás en San Salvador y quieres llevar esta materia (como un módulo abierto) te animo a que te acerques a la oficina de la Iglesia y solicites información.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Apologética: una fe razonable… (SBVN)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s