Koinonía a la vista… (no te aisles)


En unas semanas (Septiembre 4 de 2011), VidaNueva San Salvador se reunirá en un culto único en el  Campus Crowne Plaza para una celebración de compañerismo que hemos llamado Koinonía (un término muy conocido en el mundo cristiano). Ese día realizaremos un énfasis especial en esta importantísima área de quienes seguimos al Rey… adoraremos, estudiaremos la Palabra, refrescaremos la visión de los grupos pequeños en la iglesia y tomaremos la Mesa del Señor precisamente alrededor de una sola idea: la verdadera Koinonía (o compañerismo) del creyente.
Me gusta.

Esta tarde tuve una larga reunión de planificación sobre la creación-asignación-inicio de al menos 10 nuevos Círculos de Vida (grupos pequeños de crecimiento y compañerismo)… un número que podría llegar probablemente a 15 en las siguientes dos semanas. Si mis cálculos son exactos, estos se sumarán a los ya existentes y preceden a un número casi igual que esperamos lanzar en el próximo año. Todo esto forma parte de un esfuerzo que inició hace meses… en realidad ya estamos en la etapa final de capacitación y nombramiento de los pastores (llamamos así a los líderes de los grupos porque… ¡pastorean!) y de la selección de los mejores lugares en la ciudad en la que estos grupos se abrirán (por “mejores lugares” léase las áreas de mayor concentración de miembros de la Iglesia). Me emociona. Los CDVs son la manera que tenemos en VidaNueva para pastorear más de cerca a quienes son parte de nuestra congregación. Si preguntas por allí verás que  la experiencia ha sido muy buena para los miembros de la iglesia que ya son parte de uno: las amistades formadas, las enseñanzas recibidas… el apoyo en los momentos de crisis… el verdadero compañerismo es una verdadera bendición. Para quienes no son parte… bueno, ya conoces el viejo dicho “no saben de lo que se pierden”.

Esta noche quiero animarte a no estar desconectado de otros en tu vida espiritual. No importa si en tu iglesia hay o no un sistema que promueva el compañerismo… para los que quieren conectar con otros, un sistema no es necesario (aunque es muy conveniente)… para los que no quieren conectar… uhhh… ningún sistema es suficiente.
Es que el compañerismo -la Koinonía- nace en el corazón de Dios y se hace realidad en el corazón del creyente… cuando ambos corazones están realmente conectados.
No te aisles. Nunca le ha funcionado a nadie… no te funcionará a ti.
Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s