Un excelente grupo de alumnos…


Esta noche -¡finalmente!- terminamos la clase de Ministerio Pastoral en el Seminario Bautista VidaNueva. Esta aventura de entrenamiento a quienes están considerando entrar al ministerio pastoral (al menos en su mayoría) comenzó hace más de 4 meses, en sesiones modulares que resultaron más accidentadas en cuanto a la frecuencia que lo que yo había esperado originalmente. Para mi sorpresa, la gran mayoría de estudiantes me tuvo paciencia, manteniéndose fieles y constantes hasta el último día. Esta noche tuvimos un tiempo para cubrir algunas inquietudes “extracurriculares” (desde liturgia, hasta disciplina eclesiástica… pasando por todos los puntos intermedios)… y luego tuve unos cuantos minutos para compartir sobre la importancia de la visión (espiritual, organizacional, operativa) que todo pastor debe tener.
Me gustó.

Te confieso que una de las cosas que disfruto en el ministerio es precisamente la capacitación y entrenamiento de siervos del Rey. Traspasar un poco de lo que he aprendido en estos últimos 25 años me emociona… por cierto, uso el término “siervos del Rey” muy a propósito… no es que me guste preparar “pastores” o “ministros” solamente sino que al visualizar el potencial de “sangre nueva” comprometida con la gloria de Dios y con la transformación de sus propias vidas para el reino.. ¡mi corazón late más rápido!… al menos el corazón espiritual.

Esta noche me voy a acostar contento… esperanzado de lo que el Rey hará a través de estos -y de muchos otros como ellos- que Él tiene esparcidos a lo largo y ancho de su Reino. Para ser honesto, yo me acuesto muy tranquilo… pero mis alumnos probablemente no lo están: mañana les espera el examen final… en el cual comprobarán cuanto comprendieron del área académica del Ministerio Pastoral. Hago el énfasis en que este examen sólo cubrirá lo académico… ya Dios se encargará de examinarles con las pruebas de la vida en el ministerio y entonces comprobarán lo mucho -o poco- que aprendieron estos meses. Como sea, para mis registros mentales les guardaré como un excelente grupo de alumnos. Mis oraciones están con ellos: ¡Que Dios les use!

 

Nos vemos mañana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s