Inquietante…


Esta mañana, mientras Rodrigo -Loi- Díaz me llevaba entre campus y campus (¡gracias Loi y Fredy por su fidelidad cada domingo!) se suscitó una conversación a causa del tema del pasaje que hoy prediqué en VidaNueva: la profecía. Loi me planteó lo “raro” (en el sentido de escaso) que es ahora escuchar predicaciones de algunos tópicos de la Biblia… la profecía es uno de ellos, pero además me sugirió algunos otros: poco se escucha del juicio de Dios, de las disciplinas espirituales, del compromiso ministerial, y de las áreas que demandan un cristianismo con convicciones “chapado a la antigua”. Registré la observación de Loi en mi mente con el fin de investigar un poco más al respecto… te confieso que una desventaja de estar siempre predicando en VidaNueva (o escuchando lo que Steve y otros predican en nuestra iglesia) es que estoy bastante aislado de lo que sucede en otros púlpitos de nuestro país. Así que esta noche, al sentarme a escribir el blog decidí hacer un poco de espionaje en las páginas web de algunas de las iglesias de nuestro país y del área en la que Dios nos ha puesto a servir de manera que pudiera entender un poco mejor el estado de nuestros púlpitos.
El resultado fue… ejem… inquietante.

Debo decir que encontré -agradablemente- unas cuantas iglesias del área que están predicando la Biblia expositivamente y -confío- que esto les obliga a tocar todos los temas… incluso los que a primera vista son “impopulares” entre los creyentes. Doy gracias a Dios por quienes -incluso si no estoy 100% de acuerdo en cada punto doctrinal- se esfuerzan por llevar todo el consejo de Dios desde sus púlpitos cada semana. Como cosa curiosa, no creo conocer a casi ninguno de estos pastores de forma personal… menos profunda. Pero esto no evita que mi corazón se alegre al observar un intento de exponer la Biblia en la mejor de las capacidades de cada uno de ellos.

Sin embargo, de las páginas que pude “googlear” también encontré varias iglesias que… ¡wow!, mejor no opino nada de su predicación… como dice Romanos, ¿quién soy yo para juzgar al criado ajeno? (Romanos 14:4)… baste decir que al revisar las páginas de sermones me parece que Loi tiene razón: Mucha autoayuda, mucha sicología, mucha bulla… temas cuidadosamente escogidos (y repetidos hasta trillarse) para que sean atractivos… digamos que -en el mejor de los casos y para no parecer muy crítico- no pasan de ser la presentación de un aspecto del cristianismo que está lejos de ser el mensaje integral del Rey para quienes son sus seguidores.
He allí la razón del tema de mi post esta noche: es inquietante.

Al revisar la realidad de nuestros países casi estoy seguro que puedo extrapolar lo que sucede en otros lugares de nuestra América Latina. Es inquietante. Esta noche me voy a acostar inquieto… agradecido con Dios por las buenas iglesias en esta región del mundo, pero inquieto por el contenido demasiado limitado que se expone en los púlpitos de muchas otras. No puedo hacer mucho -y creo que a mí no me corresponde hacer nada- pero no por eso puedo evitar inquietarme. Creo que la Palabra de Dios predicada en su totalidad sin tapujos y sin compromisos, con el propósito de cambiar los corazones y no de complacer las conciencias débiles de los creyentes sin pasión es la solución para el mundo en el que vivimos. Esta noche pienso que esa batalla está siendo perdida (o simplemente no está siendo peleada) en la mayor parte de los frentes.
Y eso me inquieta.

Si estás en una buena iglesia, en la que la Biblia es expuesta semana a semana cubriendo de manera sistemática todo lo que Dios reveló por medio de ella… si tus pastores son fieles expositores del texto y promueven el estudio de la misma para cada miembro de la congregación… entonces agradécele a Dios y apoya con toda tu alma a tu iglesia. Pero, si tu iglesia no cumple esos requisitos deberías estar -al menos-… inquieto, muy inquieto.
Piénsalo. Tu futuro espiritual y el de tus hijos está en grave peligro.

 

 

Nos vemos mañana.

2 pensamientos en “Inquietante…

  1. Cuando alguien se para en el púlpito a contar historias que nunca sucedieron, y que son taaaan ideales, o comienzan a hablar de experiencias personales y hacen aun lado la biblia; desde alli ni siquiera le tomo interés y me es molesto que alguien titulado pastor con esas características, abuse de tu deseo de escuchar la enseñanza de Dios através de la BIBLIA. Inquietante sin duda…

  2. Es inquietante y a la misma vez es un reto para la iglesia seguir los pasos de Jesus, leer la biblia para que no nos confundan desde un pulpito. Tener una comunion directa con nuestro Padre y una mirada Cristo centrica. Saludos un abrazo bendiciones.
    PD.Le envio un E-mail tengo una inquietud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s