Rumbos opuestos…


Esta mañana comenzamos en el Seminario Bautista Vida Nueva la clase de Consejería Bíblica de la que te hablé anoche. ¡No podría haber estado mejor! El Dr. Catanzaro es un catedrático excelente… además de tener un dominio absoluto de la materia -y de contar evidentemente con el don de la enseñanza- su manera de ser amena y afable lo hace un maestro especial. Para serte honesto, me sorprende la cantidad de “puntos comunes” que noté esta mañana entre su filosofía de ministerio y la que practicamos en VidaNueva… y me complació muchísimo el énfasis que tiene en la gloria de Dios como el propósito de todo ser humano y en su Palabra como la única fuente de solución para los problemas del alma. La clase, como te dije, ¡no podría estar mejor!

Una de las premisas básicas de este curso es que no puede haber una integración de la sicología secular con la consejería bíblica que debería practicarse en las iglesias. Este es un tópico álgido, discutido y ampliamente debatido en los círculos cristianos. Mientras muchos -entre ellos algunos buenos creyentes por cierto- proponen una integración ecléctica de las escuelas de la sicología y sus respectivas mezclándolas con los principios de la Palabra de Dios, otros argumentan que la Biblia -y sólo la Biblia- tiene la autoridad y la capacidad para lidiar de manera correcta con los problemas del alma del hombre. Esta mañana el Dr. Catanzaro sustentó esta última tesis por medio de una serie de sólidos argumentos dados a la clase, el más relevante de ellos -en mi opinión- fue cuando señaló los rumbos opuestos hacia los que avanzan Dios y la sicología secular. Casi cada corriente de la sicología pretende fortalecer el yo del hombre y permitirle operar con independencia en el medio en el que se desenvuelve. Aunque tales objetivos suenan bastante bien, son antagónicos con los objetivos de Dios en la Biblia. Dios propone la muerte del yo y la total dependencia del hombre hacia él. Piénsalo. ¿Cómo puede el fortalecimiento del yo ser compatible con su muerte? ¿Cómo puede la independencia del hombre ser compatible con la dependencia absoluta de él para con Dios?

Contéstate tu mismo la pregunta que surge de este análisis: ¿Puede la Biblia mezclarse con la sicología humana? O, como diría el boyero Amós: ¿Andarán dos junto si no estuvieren de acuerdo?

Te dejo la inquietud.
Créeme, la clase está fascinante.

 

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Rumbos opuestos…

  1. Hola Hno. Julio!
    Creame que ha tocado uno de los temas mas argumentados por mi persona. Me interesaria leer mas del tema, sabe si el Dr. Cantanzaro tiene algun libro al respecto?, me parece el planteamiento muy interesante (tome un trago fuerte de cafe sin azucar despues de leerlo!) Por favor si tiene una pagina web o alguna referencia le agradecere si me la puede enviar.
    Gracias. Ingrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s