JT2011… Qué locura!


Si no entendiera tan bien el significado clínico y las implicaciones del término, casi me atrevería a decir que hoy ha sido un día esquizofrénico… pero en mi caso, en lugar de ser el trastorno psiquiátrico que nos divorcia de la percepción de una realidad (o en el que las realidad se mezcla con la irrealidad), la jornada completa fue más bien una deliciosa locura -de varias realidades- en la que estoy terminando agotado pero muy contento.

La palabra esquizofrenia viene a mi mente porque siento que todo el día estuve dividido en varias realidades simultáneas… una parte fue el proceso de la estrategia web para la Iglesia que estamos produciendo… una parte fue el área financiera que tanto nos ocupa y preocupa estos días… otra parte más fue las labores puramente pastorales que cumplí (con mucho agrado) a través del día… o estar en la Radio contestando preguntas al aire durante una hora (con todo tipo de realidades evidentemente involucradas en la audiencia)… o algo de consejería prematrimonial que comenzamos hoy con Patty… si a eso le sumas que una buena parte del día fue vivido simultáneamente en dos idiomas…¡verás por que siento que el día fue una verdadera locura!

Sin embargo, la mejor parte de todo sucedió durante la noche, cuando tuve la oportunidad de traducir a Steve en la celebración del culto de Juntos Together. Steve predicó “un mensajón” sobre Finees (Números 25)… un personaje que encaja muy bien con el tema de la conferencia de jóvenes… y con su propio testimonio en la vida: un verdadero radical. La historia habla de la inmoralidad sexual en la que cayó el pueblo (producto de la astucia del mal profeta Balaam), de la incapacidad espiritual de los líderes de la nación, y de lo que puede suceder cuando a “alguien” le importa verdaderamente lo que Dios dice. No voy a “quemar” el mensaje de Steve (es lo que predicará en Noche de Viernes a toda la congregación)… pero puedo decir que te recomiendo fuertemente -si estás en San Salvador- que llegues a escucharlo. Baste decir que la actitud que hizo de Finees un hombre tan especial (Dios tomó la decisión de hacer un pacto perpetuo con él) es algo necesario en nuestros días… pero muy escaso.

Traducir a Steve es un verdadero deleite… sus pensamientos ordenados y lógicos se prestan a la perfección para ser vertidos de un idioma a otro… pero también compartimos un mismo corazón en el deseo de ver que el Rey sea glorificado en la vida de cada persona con la que entramos en contacto. Esta noche me animó muchísimo ver el impacto de la Palabra en tantos jóvenes congregados… y me voy a acostar pidiéndole a Dios que Su palabra no regrese vacía sino que de fruto abundante en los corazones de ellos… oro por los Finees que estuvieron allí presentes, para que Dios les despierte el espíritu de celo que les permita cambiar esta generación…. oro por los organizadores (Chief y Jeff +sus equipos han hecho una labor estupenda)… y oro por lo que aún resta de esta semana de evangelismo relacional, de desafíos bíblicos y de compañerismo genuino que nuestros jóvenes están disfrutando.

A propósito… la presente esquizofrenia ministerial continúa mañana… y pasado mañana… y el día después… etc., etc., etc. Y cuando termine Juntos-Together… la locura seguirá adelante.
¡Cuanto me alegro ser parte de ella!

 

Nos vemos mañana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s