Bajo presión… (I)


¿Vives bajo presión?… te pido que consideres lo que comenzaremos a estudiar esta noche.

Nada hay en esta tierra más efectivo para medir tu madurez que el ser sometido a una presión intensa. Piénsalo. Cuando las cosas no salen como te lo esperabas… cuando el dinero es más escaso de lo que necesitas -y te urge conseguirlo-… cuando las personas no te responden como esperaste… cuando los jefes te exigen y el tiempo no te alcanza… entonces experimentas el peso de la presión. Llámalo stress, presión, exceso de trabajo, circunstancias complicadas o como quieras… las presiones sacan a relucir “nuestro verdadero yo” en cada uno de nosotros. Nos hacen mentir, maldecir, enojarnos… nos vuelven agresivos, evasivos, malhumorados, negativos, desesperados… y a veces ni siquiera nos damos cuenta.
Reconócelo. Las presiones nos hacen ver muy mal.

La manera en la que reaccionas cuando estás trabajando, ministrando o relacionándote con otros en medio de una presión inusual mostrará al mundo -y debería mostrarte a ti- cuanto has avanzado en la tarea de “despojarte del viejo hombre” o que tan lejos te encuentras de empezar a tener éxito en el proceso. ¿Sabes?, encuentro en la vida normal que muchos creyentes -incluso líderes en las iglesias- enfrentan un problema grande cada día en el manejo apropiado de las presiones de sus realidades personales. Veo también que esta es una realidad que NUNCA disminuirá por el lado de la presión… no importa lo que hagas, siempre tendrás algún tipo de presión… así que mejor aprendemos a manejarla.

Lo que pretendo hacer en los próximos días es postear una serie de estudios que te ayuden a identificar las áreas de presión de manera que tengas plena consciencia de lo que debes corregir. Usaremos un pasaje en Efesios 4 como la columna vertebral de estos estudios… espero que te sean de beneficio.

¿Vives bajo presión?… créeme, te conviene considerar lo que estudiaremos estos días.

 

 

Nos vemos mañana.

4 pensamientos en “Bajo presión… (I)

  1. Pingback: Bajo presión… ¿Pierdes el Control? (III) | jcontreras.com

  2. Gracias Julio por esos estudios que vas a postear, estoy segura que nos ayudarán a muchos, pues quién no vive bajo alguna clase de presión en estos dias. Bendiciones para ti y tu familia.

  3. Gracias Hno Julio, verdaderamente ha sido una bendicion desde que mi esposa me llevo a ese maravilloso lugar donde enseña la palabra de Dios, aunque al principio hubiese preferido quedarme en casa, viendo algun clasico del futbol español, pero el deseo de georgy que yo conociera al Rey, amorosamente me convencia para estar presente en ese lugar y muchas veces sentia que todo terminaba tan rapido y al final del dia sin cansanciio . Le agradescemos por haber puesto esa semilla en nosotros y Gracias por lo que esta haci_endo hoy para que sigamos creciendo. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s