Todavía hay más puentes que cruzar…


La foto que aparece en este post fue un regalo que Don Laity me hizo hace algún tiempo… la imagen fue captada por Dean Van Vliet hace años en las Tierras Altas de Papúa -Nueva Guinea- y muestra un camino de conexión que New Tribes Missions seguía como parte de su línea de abastecimiento a misioneros en aquella remota parte del mundo. Si alguna vez me visitas en la Iglesia la verás enmarcada, adornando una de las paredes de mi oficina -junto con una que otra placa y diploma- como un recordatorio de una verdad que continuamente me desafía: la vida siempre nos ofrece nuevos y complejos desafíos.
Todavía hay más puentes que cruzar.

Estos días, luego de la celebración oficial de los 20 años de VidaNueva, me he sentido compelido a ver hacia adelante… “más allá del horizonte”… y darme cuenta que todavía hay mucho puentes que cruzar. Me gusta. Los grandes desafíos en esta etapa pueden ser diferentes… pero mantienen una similitud con lo que hasta ahora ha sucedido: lo bueno, lo grande, lo dificil está más allá de mis capacidades. Cruzar tales puentes me es imposible sin la ayuda el poder del Rey. Sólo él puede lograrlo. De esa forma, al final de todo, sólo él podrá llevarse la gloria.

Esta noche quiero animarte a que tú también veas hacia adelante. Los puentes que hayas de cruzar en los meses y los años que se aproximan no deben desanimarte… todo lo contrario. Cada uno de ellos -si es tan atemorizante como el de la foto de Van Vliet- es una oportunidad de comprobar el poder de Dios. La alternativa es sentarte a morir en el mismo sitio en el que actualmente te encuentras… y eso -mi amado hermano- no debe ser jamás una alternativa.

Como te dije… todavía hay más puentes que cruzar… ni se te ocurra darte por vencido antes de tratar de atravesarlos.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Todavía hay más puentes que cruzar…

  1. Hermano Julio, el leer su blog cada mañana es de gran bendición para mi vida, pero este día especialmente el mensaje ha “pegado” directo a mi corazón pues muchas veces me he sentido tentada a “sentarme a morir” sin ganas de luchar. Gracias a Dios por usarlo para mandar ese tipo de mensajes a quienes como yo a veces sentimos desfallecer. Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s