Salmos 107:1-7


Esta mañana compartí una superminiultrapequeña cápsula devocional con el Staff de la Iglesia… en parte pequeña porque no quería desgastar mi voz (que está siendo sometida a prueba al enseñar cada noche por varias horas en el Seminario)… en parte pequeña porque quería ser un poco más eficiente que de costumbre en el uso del tiempo. El principio que aprendims está en Salmos 107:1-7 (puedes leerlo dando clic acá).

Este es uno de esos pasajes que describen la sensación de alivio y agradecimiento por haber salido del depresivo estado de los Israelitas cuando anduvieron alejados de Dios… la conclusión es que hay que alabar a Dios porque él es bueno… y es un canto de victoria porque es entonado después que haber sido devueltos de la dispersión de los cuatro puntos cardinales a la que habían sido arrojados. Me impacta en sobremanera la manera en la que el Salmo se refiere al aturdimiento emocional de algunos momentos de la vida… el Salmista dice “Anduvieron perdidos por el desierto, por la soledad sin camino, sin hallar ciudad en donde vivir”. Hmmm…¿Alguna vez te has sentido así?… piensa por unos instantes en lo gráfico de la frase la soledad sin camino… allí no hay nadie, no hay salida, no hay rumbo, no hay dirección… no hay más que la sensación de que estás perdido y no tienes hacia donde ir. Conozco jóvenes que están en la soledad sin camino… o parejas en las que ambos están allí, pero se sienten abrumadoramente solos. El Salmista dice que “Hambrientos y sedientos, su alma desfallecía en ellos”… lo trascendental de esto es que la necesidad profunda no está en las circunstancias externas… está en tu alma. ¿Y entonces?

“Entonces clamaron a Jehová en su angustia, y los libró de sus aflicciones”. La soledad sin camino tiene sólo una salida… ver hacia arriba… clamar a Jehová (no hablo de una pequeña oracioncita… sino de clamar). Y Dios hace. Dios libra. Dios interviene. Dios dirige. De hecho, el versículo 7 dice “Los dirigió por camino derecho, para que viniesen a ciudad habitable”. Como me gusta este pensamiento. El camino estaba allí… y era camino derecho… sólo que en nuestro aturdimiento espiritual éramos incapaces de verlo. Toma nota que para que haya solución, una parte de la acción está en nosotros… Dios dirige, nosotros le obedecemos siguiéndolo… no es que “él te tomará en sus brazos y te sacará del problema sin que tengas que hacer nada”. En su sabiduría, Dios siempre pide la sumisión de nuestra voluntad a su dirección. El rumbo de Dios es llevarnos a una ciudad habitable… allí es donde pueden decir el primer versículo del salmo: “Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia”

Esta noche quiero animarte… si estás pasando por momentos difíciles u oscuros… quizás salud, quizás finanzas, quizás familia, quizás el alma misma… no te desesperes. Dios siempre tiene una salida para ti. Es posible que no la veas desde la posición en la que te encuentras… es posible que no sientas la presencia física o la comprensión de nadie más en tu mundo… pero no estás solo. Clama a Dios, ten paciencia… y cuando él te diga que andes… ¡hazlo! Se obediente a caminar por el camino derecho que él tiene preparado.

Nos vemos mañana.

2 pensamientos en “Salmos 107:1-7

  1. GRACIAS POR ESTE ESPACIO LEER LA BIBLIA Y LUEGO LEER TUS PALABRAS HACEN LA COMPRENSIÓN DE LA LECTURA MAS AMENA Y CON UN ENTENDIMIENTO ASÍ LO QUE QUIERE DECIR EL VERSÍCULO NUEVAMENTE MUCHAS GRACIAS Y NOS VEMOS MAÑANA.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s