Nuevos retos…


Saludos desde Las Vegas… este fue un día dedicado al descanso físico… pude descansar hasta tarde, comer bien, hacer ejercicios (quizás de forma poco ortodoxa), y escribir un poco sobre lo que quiero lograr en el futuro. Caminar al aire libre es algo que no suelo hacer en San Salvador por una combinación de factores… seguridad un poco, tiempo un poco… falta de deseos un poco. Pero, caminar -especialmente a solas- me da espacio mental suficiente para pensar y proyectarme… cuando menos sentí esta tarde-noche había andado “a paso rápido” un poco más de 45 minutos y mi mente se sentía a la vez despejada y llena de ideas. Te confieso que lo único que me gusta más que caminar solo es caminar con Patty… pero, al menos hoy, lo hice a solas.

Estoy persuadido que Dios nos ha regalado estos días de vacaciones para refinar el rumbo del ministerio que nos ha confiado. La semana pasada se trató de viajar (manejé unos 2000 kms en unos cuantos días)… esta semana será mucho más reposada… este es el tiempo ideal para apartarme y pensar. Te confieso que el solo hecho de que algunas fechas importantes se acercan -como la celebración de nuestros 20 años como Iglesia- combinado con estar lejos de los quehaceres diarios del ministerio en El Salvador -y en MetroAmérica 020- proveen la plataforma necesaria para “ver las cosas de lejos”, desde una perspectiva no tan precipitada como cuando estoy sumergido en el trabajo ministerial de día con día. Es por eso que algunas inquietudes propias de la Iglesia han estado zumbando “entre ambas orejas” estos últimos días… áreas que veo que necesitamos mejorar en VidaNueva y que han estado dormidas por algún rato. Como lo veo, es necesario que hagamos ajustes menores en varios aspectos… que mejoremos los detalles de la ejecución de nuestra visión y que redoblemos el paso en los procesos ministeriales en los que nos hemos quedado atrás. Claro, soy un fiel creyente que el cambio -me refiero a esa fuerza arrolladora que nos hace mejores– nace en la parte superior de las organizaciones… si los líderes principales no cambian, la organización no cambia. Sucede en las familias, en el gobierno, en las empresas, en las instituciones sociales… y en la Iglesia. Así que te confieso que mucho de mis pensamientos han girado en torno a las cosas en mi vida (y en mi liderazgo) que yo debo cambiar más que en las que otros tendrán que hacerlo. Me gusta pensar en nuevos retos… especialmente en los que harán que Jesús se haga más visible en mi vida y en la de aquellos a quienes tengo el privilegio de pastorear. Ya veremos.

Esta noche me voy a acostar agradecido con Dios… ver hacia atrás y observar su gracia durante todos estos años es humillante… pero ver hacia adelante y percibir lo que puede suceder es… ¡más que emocionante!

Nos vemos mañana.

2 pensamientos en “Nuevos retos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s