Gracias a Dios por los buenos pastores…


Para tu información: los cultos de VidaNueva en Miralvalle cada domingo son a las 7:45 y 10:15 AM… en Crowne Plaza son a las 9:00 y 11:30 AM.

Ahora sí…
Esta mañana terminé la primera sección del módulo de Ministerio Pastoral que estoy impartiendo en el Seminario Bautista Vida Nueva. La materia completa contiene 4 módulos de 12 horas que enseñaré a lo largo de casi 4 meses. Debo decir que me ha gustado mucho la dinámica de la clase… no sólo por el contenido -y la oportunidad de compartir un poco de mi experiencia en el ministerio- sino por la aguda participación de los estudiantes… sus observaciones y comentarios me han enriquecido grandemente a mí y estoy seguro que a todos en el salón de clase. Para mí, el receso comenzó hoy y termina el 9 de mayo -cuando tendremos la siguiente sección-… pero para los alumnos, no hay descanso… ¡tienen suficiente lectura y trabajos para estar ocupados durante las próximas semanas!

Esta sección trató de los conceptos básicos en el ministerio pastoral… hemos contestado a profundidad preguntas apenas dos preguntas: ¿Qué es un pastor? y ¿Quién debe ser pastor? No te negaré que abrir la Biblia para husmear intensamente en el corazón de Dios sobre este tema me ha causado en cierto modo una renovada preocupación por la calidad del ministerio pastoral… pero a su vez me ha hecho considerar y agradecer a Dios por la vida de muchos pastores que conozco… hombres de respeto, que han mantenido intachable su ministerio por años… en algunos casos por décadas. Muchos de estos pastores son relativamente desconocidos en la tierra, pero son plenamente familiares en el cielo… es que ellos a menudo tocan las puertas “allá arriba” para interceder por sus congregaciones “acá abajo”… constantemente arrancan almas del camino al infierno para redirigirlas hacia la cruz (y por ende, a la vida eterna)… son hombres de bien que con el corazón sincero se preparan cada semana para abrir la Palabra a sus respectivas iglesias.

Esta mañana varios de mis alumnos expresaron sentirse abrumados por lo elevado del estándar bíblico en cuanto a los pastores… y todos tuvimos que reconocer que -aunque no hay ni un solo ministro que se acerque a ser perfecto- los verdaderamente buenos son escasos. Por eso, estés donde estés, si tienes la bendición de un hombre de Dios te pastoree, te animo a que le apoyes sin reparo para que siga adelante en la obra que el dueño de las ovejas le ha encomendado. Créeme… por experiencia propia yo sé que es imperfecto (todos los pastores lo somos)… por eso debes orar por él… animarlo… apoyarlo en sus aciertos y tenerle paciencia en sus faltas.

Mañana por la mañana muchos de estos pastores estarán en sus púlpitos exponiendo la Palabra de Dios en la mejor de sus capacidades. Que el Espíritu los use grandemente. Sólo puedo pensar: gracias a Dios por los buenos pastores…

¿Y los malos?… hmmmm… deja que el dueño de las ovejas trate con ellos.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Gracias a Dios por los buenos pastores…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s