El Ministerio Pastoral…


Estoy oficialmente en modo seminario. En un par de días comenzaré la clase que impartiré este semestre en el Seminario Bautista Vida Nueva… en este caso se trata del curso llamado “El Ministerio Pastoral” y que es “un estudio de los principios y prácticas que un pastor debe tener en cuenta al desarrollar su ministerio dentro de la iglesia local. Al cursar la materia los estudiantes deberán ser capaces de discernir las aplicaciones básicas de la instrucción a los ministros contenidas en la Palabra de Dios -particularmente en las Epístolas Pastorales- y de evaluar de manera crítica los factores culturales que le permitirán ser mejor usados como pastores en el mundo actual” (tomado del Syllabus que escribí para la materia). Mi intención es que junto con los estudiantes analicemos lo que la Biblia dice del ministerio pastoral mientras aprendemos a ver las áreas en las que un pastor debe enfocarse a crecer (toda la vida)… espero poder compartir también una o dos cosas de las que he aprendido en estos últimos 25 años en el ministerio… mi deseo es que la clase entera se beneficie de los aciertos y de los errores que he cometido.

¿Sabes? soy uno que cree que el ministerio de un pastor es uno de los llamamientos más grandes a los que uno puede aspirar en la vida… tiene más trascendencia en el largo plazo que cualquier otra cosa a la que te puedas dedicar. La oportunidad de influenciar con la Biblia la vida de tantos es abrumadora… personalmente no lo cambiaría por nada (a no ser que el Rey así me lo pidiera, claro). Por supuesto, siendo un oficio con repercusiones a tan largo plazo es extremadamente delicado… debe manejarse con cuidado… debe tomarse en serio (¡muy en serio!) por aquellos a quienes se nos ha encomendado. Creo que el rol de un pastor tiene más trascendencia que el de un piloto, un médico, un abogado, un sicólogo o un militar. Si eres de los que no se pondrían en las manos de uno de estos profesionales si supieras que están mal preparados en su campo, entenderás la importancia de una materia que es la base de quienes podrían en el futuro ser uno de tus pastores.

En este curso apenas nos adentraremos en las entrañas de un llamamiento que consume por completo la vida, la personalidad, los recursos, las fuerzas, y el alma de quienes lo practican. A mí me ha tocado la suerte gracia de haber conocido y ser influenciado por algunos hombres de Dios “fuera de serie”… es posible que hayas escuchado de algunos de ellos, pero te aseguro que otros han sido el tipo de pastor “no conocido”… sin fama, sin dinero… pero con el corazón del buen pastor fuertemente latiendo en sus pechos.

Lamentablemente, no todos los pastores son buenos… ni todos los pastores son malos; honestamente, algunos nunca debieron de ser “puestos como pastores”. Espero que en esta clase podamos aprender las causas que hacen la diferencia entre unos y otros… y oro desde ya porque los estudiantes tomen la decisión de alcanzar su pleno potencial como encargados de una obra que es -ni más ni menos- la continuación del ministerio del Rey acá en la tierra.
Me anima. Me gusta.
Ya te contaré como sale la clase.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “El Ministerio Pastoral…

  1. Julio, es una bendicion tenerte como Pastor y estoy ansiosa por conocer de una Fuente Experimentada (25 anios), los compromisos de un buen Pastor, se que eres de mucha bendicion como Pastor y lo seras tambien de Maestro, lo mejor de todo es el compromiso que tienes con Dios y con la grey de dar Calidad en tu servicio y servir con excelencia al q nos Salvo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s