De muerte a vida…


Esta noche, al predicar en un servicio fúnebre frente al ataúd de una amada hermana de nuestra Iglesia (la más anciana de la congregación y una de las más llenas del amor y la vida del Rey) mencioné una de esas frases bíblicas que dicen “mucho” en pocas palabras. Juan el Apóstol la dijo en 1Juan 3:14(Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte) en lo que creo que fue un eco de lo pronunciado por el Rey en Juan 5:24 (De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.)

“De muerte a vida” es un pensamiento abrumador. Considéralo por unos momentos. Algo que carecía de la “fuerza o actividad interna sustancial, mediante la que obra el ser que la posee” (la definición del diccionario de lo que la vida es) recibe milagrosamente esa fuerza. Nada en la naturaleza puede hacernos comprender de manera gráfica este milagro. Las palabras de Juan en su epístola nos hace saber que -a nivel espiritual- esto sucede en nosotros cuando tomamos la decisión de hacer al Rey el Salvador y Señor de nuestras almas… una fuerza inexplicable hace que -habiendo “estado muertos”- recibamos una inyección de la vida verdadera. La mayor manifestación de esta transformación en este planeta es la nueva habilidad de amar a nuestros hermanos… donde sólo había egoísmo muerto, ahora hay amor vivo. Hmmm… ¿lo tienes?

Pero las palabras de Jesús tienen una implicación mayor a nivel eterno. Cuando un creyente en Jesús “muere” físicamente en realidad deja de morir. Curiosamente, para nosotros el instante en que un seguidor del Rey abre sus ojos a la eternidad significa que “ha dejado de vivir” cuando en realidad él o ella ha pasado de muerte a vida… dicho de otra manera pienso que por primera vez disfruta del significado de la palabra “vida” de manera plena porque es vida eterna… el tipo de vida que no estará jamás limitado por la muerte. Piénsalo. Una persona que muere en Jesús está más viva que cualquiera de nosotros acá en la tierra… nosotros “estamos muriendo” pero quienes han muerto en Jesús ya han dejado ese proceso atrás.
Nunca estarás más vivo que en el cielo. Punto.

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.
Palabras profundas.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “De muerte a vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s