Levítico 21 (2): ¿Quienes deben ministrar?


Nota: Comenzamos esta noche en VidaNueva Juntos-Together… una conferencia internacional para jóvenes (todo es español/inglés)… sólo puedo usar una palabra para describirlo: SENSACIONAL.
Durará toda la semana, así que ya te estaré contando estos días de lo que allí pase…

Ahora sí:

Continuo con mis pensamientos de ayer… estamos examinando los impedimentos para que un Levita descendiente de Aarón “ofreciera el pan de su Dios” y fungiera como sacerdote… se encuentran en Levítico 21… ayer revisamos dos, acá te van otros:
Levítico 21:5 y 6 dicen:
No harán tonsura en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su carne harán rasguños.
Santos serán a su Dios, y no profanarán el nombre de su Dios, porque las ofrendas encendidas para Jehová y el pan de su Dios ofrecen; por tanto, serán santos.

3. Un sacerdote entiende (y acepta) que es distinto a los demás pueblos. Deuteronomio 14:1-2 hace claro que las costumbres de rasurar la cabeza, raer la punta de la barba y rasguñar su carne era propio de los pueblos paganos. Por favor, no te apresures a decir que este pasaje habla de tatoos o piercings… es algo mucho más profundo: al no operar en base a la carne, un sacerdote debía entender que era distinto a los demás. En aquel entonces, la apariencia externa era lo evidente… en nuestros tiempos se trata del vestido interno… el del corazón. No tengo tatuajes, piercings y nunca tendré tonsura (ni natural ni humanamente cortada) pero, créeme, conozco a algunos ministros tatuados o con piercings que son más semejantes a Jesús que algunos de los pastores de corte más tradicional y “normalmente cristiano” que existen. Si eres semejante, cuída tu corazón y espíritu de no ser como “todos los demás”… tú eres especial.

Uno más esta noche:

Levítico 21:7-9
Con mujer ramera o infame no se casarán, ni con mujer repudiada de su marido; porque el sacerdote es santo a su Dios.
Le santificarás, por tanto, pues el pan de tu Dios ofrece; santo será para ti, porque santo soy yo Jehová que os santifico.
Y la hija del sacerdote, si comenzare a fornicar, a su padre deshonra; quemada será al fuego.

4. Un sacerdote promueve una vida familiar santa con los suyos. Esto comienza con el momento en el que escoge quien será su pareja… ¿sabes? la lógica nos dice que hay menos problemas para vivir en santidad cuando escoges con sabiduría entre aquellas personas que ya tienen una actitud decidida en favor de la santidad. La palabra “infame” usada para describir a la mujer que no debe escogerse en el versículo 7 es interesante… habla de una persona que carece de honra… alguien de mala reputación. La vida familiar de un ministro descansa no solo en la santidad práctica (para la cual no hay sustituto) sino en una reputación intachable que respalde el ministerio que él/ella/ellos ejecutan. Los ministros son “gente normal” medidos con medidas especiales… si no lo crees así, considera el trato único que la hija de un sacerdote recibía al tener una vida sexual desordenada: ¡muerte en la hoguera! Piénsalo. La vida sin santidad descalifica a cualquiera del ministerio.

Mañana saltaremos a la parte final de este capítulo… te prometo que lo que allí encontraremos será más que interesante.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Levítico 21 (2): ¿Quienes deben ministrar?

  1. El corazon del hombre Es engañoso, quien lo conocera,no solo Es por dentro el cambio si no tambien por fuera,si tu testimonio Es con aretes y tatoos como estaras por dentro limpia tu vaso por fuera y por dentro y busca la santidad sin la cual nadie Vera al señor,el pecado esta en aquel q sabe hacer el bien y no lo hace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s