Pablo y el Reino… (I)


Hoy ha sido un día excelente… la familia entera se reunió para festejar el cumpleaños 78 de mi padre. Una vez más le doy gracias a Dios por él y por el privilegio que tengo de que ministremos juntos. Feliz cumpleaños papá!

En cuanto a la mi propia vida espiritual, como te dije anoche, tengo varios días que mi mente anda girando alrededor del importantísimo significado del Reino de Dios en la Biblia. No sólo fue este el tema central de la predicación de Jesús, sino que también fue trascendentalmente importante en el desarrollo de la Iglesia primitiva. Hechos 19 dice que Pablo “habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios”; en Hechos 20 él apóstol describió su ministerio a los Ancianos de Efeso en Mileto con las palabras “he pasado predicando el reino de Dios”. Luego, Hechos 28 nos dice que Pablo les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde… y a juzgar por las palabras finales de este libro, el tema era prácticamente inagotable: Lee los últimos dos versículos de Hechos 28…

Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.

Hmmm… eso es lo que yo llamaría “una larga serie de mensajes” (especialmente considerando que no sólo se reunían los domingos por la mañana). Piénsalo: ¡dos años!… ¡en un mismo tema!. Es que el Reino de Dios es el tema que explica a todos los temas… el que justifica todas y cada una de las enseñanzas de Jesús para sus seguidores por las edades.
En mi pequeña mente finita, nace la sospecha que el Reino de Dios es muy importante para cualquier seguidor de Jesús. ¿No estás de acuerdo conmigo?

Pero, para mí, el evento más significativo en cuanto a Pablo y el Reino de Dios… el que creo que sentó las bases para todo lo que él escribió en sus epístolas… sucedió en Listra. Tan poderoso es que, no pienso que tengo espacio para explicarte mis razones en lo que me queda de espacio esta noche; así que, lo dejaré para el día de mañana.

Sólo una inquietud… si esto es tan importante ¿cómo es que se oye tan poco del reino de Dios en los púlpitos actuales?.
Tengo mi teoría. Te la cuento también otro día.

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s