El propósito de la vida no es ser feliz… es ser útil.


happiness
De alguna manera me he quedado rumiando lo aprendido las últimas semanas en el libro de Tito… te confieso que en el fondo del alma ahora lamento que el viaje por esta increíble (y descuidada) carta de Pablo haya sido tan rápido para nosotros en VidaNueva. Creo que en algún momento en el futuro volveremos a echarle un vistazo… y en esa ocasión será con un poco más de tranquilidad. Me parece a mí que lo último que aprendimos de ella es trascendental: el propósito de la vida no es ser feliz… es ser útil. Si te interesa escuchar el “mini-mensaje” del domingo de la cena sólo tienes que dar clic acá.
Dale un poco de pensamiento a lo que tal declaración quiere decir… y concluirás conmigo que lo irónico de una realidad así es que cuándo somos útiles es que verdaderamente somos felices.

Esta es una verdad que debería ser considerada por millares y millares de creyentes que viven constantemente tras el fantasma de la felicidad… siendo completamente imposible que lo alcancen para capturarle. Los has visto en todas las iglesias… viven infelices precisamente porque persiguen la felicidad. No la tienen ni en su interior ni en sus relaciones con los demás. No son felices en sus matrimonios, en sus iglesias, en sus universidades, en sus trabajos… nada les satisface.
Pero por otro lado tienes a aquellos que están más interesados en servir a Dios que en su felicidad personal. No me mal entiendas… para ellos la felicidad es buena… es importante… es placentera. Pero no es el objetivo final de la vida. Si algún día no son felices… ¡no es el fin del mundo! Lo que a ellos les importa es serle útiles al Rey.
¿Cuál de los dos tipos de cristiano te identifica a ti?

Esta noche quiero animarte fuertemente a que aspires a ser útil para Dios. Sírvele. Prepárate. Límpiate. Libérate conscientemente de las ataduras que te impidan serle útil. Rompe las relaciones que te vuelven torpe e inútil para él. Quita los obstáculos que te impiden servirle… no tengas temor. Es posible que un paso de tal magnitud te cause un poquitín de infelicidad… pero eso no importa… si es que no crees que el propósito de la vida sea ser feliz.

Yo quiero ser útil. Como te lo he declarado antes, quiero ser de bendición. Quiero ser un canal para que el Rey se manifieste en mi pequeño mundo. Aunque no todo sea comodidad y bienestar personal.
Es que… el propósito de la vida no es ser feliz… es serle útil al Rey.
¿Es ese tu propósito?

Nos vemos mañana.

2 pensamientos en “El propósito de la vida no es ser feliz… es ser útil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s