Salmos 40:17


11893
mendigo
Te pido que pongas el sentido a la lectura del siguiente párrafo… si es necesario por tu tiempo, no leas nada más de la entrada de este día, pero cerciórate que has comprendido las siguientes cuatro líneas:

Dios está con nosotros. Sus pensamientos están con nosotros. Su fidelidad está con nosotros. Su poder para liberarnos está a nuestra disposición. Él tiene misericordia de nosotros (aunque no nos la merezcamos)… ¡cuánto necesito yo de Dios… y cuánto lo necesitas tú también!

[Si digeriste la declaración anterior (y tienes tiempo y deseo) sigue leyendo el resto del blog de hoy…]

Estas son mis conclusiones al final de un día interesante. Esta tarde pude ver como una familia completa recibió a Jesús en mi oficina (padre, madre y dos hijas), les llevó allí una crisis poco usual y la evidente necesidad de que Dios intervenga en sus vidas. Durante la mañana, junto con Patty, visité a una agradable mujer… luchadora pero profundamente necesitada de la intervención de Dios en la etapa avanzada de una lucha contra un maligno tipo de cáncer en su cerebro. Ahora que lo pienso, el día entero tuvo ese sabor producido por la conciencia de que necesitamos a Dios: hablé con una pareja que atraviesa una crisis matrimonial, y requiere de Dios ahora más que nunca… conversé con un hombre al borde de la desesperación en el intento de salvar su matrimonio… oí a más de una persona con problemas y necesidades “extremas”… oré con varios que tiene urgencias evidentes (salud, dinero, trabajo, familia)… por eso termino este día con un pensamiento claro: ¡cuánto necesitamos todos de Dios…! y añado: ¡qué triste es lo poco que nos damos cuenta de tal necesidad cuando no estamos atravesando una crisis severa!

Quizás por eso, esta noche viene a mi mente un pasaje que ha sido un tesoro para mí por años… me refiero al Salmo 40:17

Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí.
Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes.

Este es un trozo de la verdad que me ha dado a mí y a muchísimos otros el consuelo necesario en los momentos de necesidad… en los momentos de atravesar una crisis severa. Piénsalo.

1. Le importamos a Dios. Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí… en los momentos de depresión (otra manera de traducir “afligido” en el hebreo)… en esos tiempos en los que nos sentimos sin protección alguna (hmmm… “necesitado” se puede traducir pordiosero o mendigo)… en los períodos en que nadie parece preocuparse de nosotros o al menos nadie puede darnos la ayuda necesaria… Dios pensará en ti y en mí… ¡increíble! No sé en cuanto a ti… pero sólo pienso en lo que me es importante… lo demás lo desecho o lo archivo para cuando “yo” tenga tiempo… por eso me abruma la idea… cuando yo necesito, Él tiene tiempo e interés para pensar en mí.
2. Dependemos sólo de Dios. Mi ayuda y mi libertador eres tú... tu socorro no viene de la gente… no son tus papás, tu esposo, tu pastor, tu iglesia, tus amigos o tu gobierno a quienes debes volver a ver en los momentos de crisis. Tu ayuda (salud, dinero, paz, protección, ánimo o lo que sea) viene de Dios. Él es el único que puede liberarte.
3. Dios nos urge. El salmista dijo: Dios mío, no te tardes. “Señor: nos urges urgentemente con urgente urgencia”… veo en el salmista la desesperación del alma que noté en varios el día de hoy… vi el deseo y la intención de decir respetuosamente: “Señor no dejes tu intervención en mi vida para mañana, ni para más tarde este día… no te tardes”

Perdona que te lo repita, pero como ya te dije más temprano en esta entrada:
Dios está con nosotros. Sus pensamientos están con nosotros. Su fidelidad está con nosotros. Su poder para liberarnos está a nuestra disposición. Él tiene misericordia de nosotros (aunque no nos la merezcamos)… ¡cuánto necesito yo de Dios… y cuánto lo necesitas tú también!

Nos vemos mañana.

6 pensamientos en “Salmos 40:17

  1. Hola nunca habia visto esta paguina pero esta muy buena, e leeido el salmos 40:17 que una amiga medio ciendo k ella no savia de mi nesecidad, estos dias e esatado demaciado triste cendo k e enpesado ha seguir los caminos de dioz creo k estoy pasando por una prueba y esta muy dificil para mi corazon trat de orar, se que dioz esta con migo creo k solo tengo k oir su voz, bendiociones para todos adeoz

  2. gracias la verdad m egusto mucho leer esta reflecion la necesitaba es verdad debemos aprender a creer en las promesas de DIOS en aferrarnos a su palabra ,en ocaciones nos es dificil por ser humanos que somos .creo que DIOS permite las crisis para ver nuestra fe y para ser glorificado.para que atraves de estas crisis muchas crean y vean que EL es DIOS y tiene todo el poder para librarnos.bendiciones

  3. Me ha dejado en mucho en k reflexionar más en estos difíciles momentos. Se que no me abandonara mi Dios por que el es grande y su misericordia La es aún mas.

  4. Necesitaba leer esto esta manana, fue refrescante para mi corazon, tenemos que recordar siempre que Dios es quien El dice que El es y que puede hacer las cosas que dice que El puede hacer, solo esta en nosotros creerlo y aceptarlo, que sea una realidad en nosotros, sabemos que Dios pone necesidades para que su nombre sea glorificado y hay que recordar esto al compartir y ministrar a otros
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s