Isaías 58:8-10


Ha sido “uno de esos días”. Algunas cosas han sido buenas (hoy pasé 1 hora completa en la máquina elíptica, el mayor tiempo que he hecho desde que Patty y yo iniciamos nuestra rutina diaria de ejercicios hace unas semanas); pero otras cosas no han sido tan buenas. Me refiero a mucho trabajo, mucho cansancio, muchos problemas… estoy por dormir… pero no quería hacerlo sin pasar un rato más en Isaías 58.
Como sabes, he estado pensando en esto del ayuno… un tema no común en nuestros días… pero que ha jugado un papel clave en los creyentes que han afectado al mundo en otras épocas. Como lo he mencionado estos días, mi propósito es inquietarte un poco para que investigues (quizás debes preguntarle a tu pastor) acerca de los beneficios espirituales que se encuentran en la disciplina de ayunar. Hemos visto como Isaías 58 no está tan relacionado con la mecánica del ayuno como con los requisitos espirituales que deben acompañarle para que sea un poco más que “un régimen dietético bíblico”. Así que esta noche termino mi estudio de este pasaje… y tengo algunos pensamientos que andan rondando mi cabeza. Una vez más, si deseas leer el pasaje en línea da clic acá.
1.        El versículo 8 parece tener la clave de “la vida victoriosa” de la que tanto hablamos en nuestras iglesias. Es un “entonces”. Según Isaías el que vive vida preparado para el ayuno tiene entonces una vida que evidencia la presencia de Dios “a todas luces”. Revísalo tú mismo: Dios usa cuatro expresiones relacionadas entre sí… en este caso todas tienen que ver con nuestra visibilidad (¿nuestra gloria?) delante de otras personas. Pon atención, él menciona nuestra luz, nuestra salvación que se dejará ver, la justicia que va delante de nosotros y la gloria de Jehová que nos respalda. Es como tener un rótulo de neón que dice al mundo que somos creyentes… sin que nosotros abramos la boca al respecto. Esto me hace recordar como Santiago en su libro hace un énfasis en mostrar la fe… hacerla visible. ¿Tienes esto?
2.        El versículo 9 añade otro “entonces”: Entonces Dios te oirá. Hmmmmm, es lo que todos quisiéramos. Según Isaías ante nuestra invocación y clamor Dios reacciona oyéndonos y “poniéndose a la orden” ¡Nos dice: heme aquí! ¿No quisieras tú ser escuchado y tener la atención plena del Dios del universo? Como dijo el versículo 4 de este mismo capítulo… ¿quisieras que tu voz fuera oída en lo alto? La clave es la búsqueda de nuestra satisfacción en Dios acompañada de una vida de integridad visible a los demás… ¿Tienes esto?
3.        Versículo 9b y 10 definen esta vida de integridad: no abusar de los necesitados (quitar el yugo), remover una actitud bravucona y crítica (el dedo amenazador), quitar los valores superfluos (el hablar vanidad), conciencia social (alimentar a los pobres) y consuelo para los que sufren el estrés de la vida (saciar el alma afligida). Aquí hay otro “entonces” pero en este caso es tácito: entonces en las tinieblas nacerá la luz y tu oscuridad será como el mediodía. ¿Tienes esto?

No quiero extenderme… pero es evidente que este pasaje pone un estándar muy alto para aquellos que buscan a Dios. ¡Me alegro! La dispensación de la gracia no ha cambiado dicho estándar (¿quién se atreve a pensar lo contrario?)… Dios sigue buscando creyentes que encajen en la descripción de Isaías 58… ¿eres tú uno de ellos? Si dices que no… ¡bienvenido al club!. La Fran pregunta es entonces ¿Cuál (o cuáles) son las cosas que debes cambiar para estar listo para buscar a Dios y ser oído en lo alto?

La conclusión del capítulo es poderosa… pero no lo tocaremos hoy. ¡Buenas noches!

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s