El Ministerio de Alabanza… 1Crónicas 25:1-8


Esta tarde Patty y yo pasamos un tiempo estupendo con una de las bandas de alabanza de los grupos de jóvenes de nuestra iglesia… terminados los servicios en ambos campus nos trasladamos a una casa fuera de la ciudad, almorzamos juntos y luego tuvimos unos momentos muy relajados estudiando la Biblia y compartiendo de nuestras experiencias en esta área (Patty y yo estuvimos muy relacionados con la música hace… hmmm… mucho tiempo!). Me gustó muchísimo… este grupo de jóvenes (unos 15 en total entre “músicos titulares” y sus discípulos) me dan mucha esperanza en lo que a la alabanza y adoración se refiere en VidaNueva, complementan excelentemente la(s) banda(s) de músicos mayores y demuestran mucho talento musical y un corazón ministerial fuera de serie. Al estar pensando que les enseñaría, decidí echar un vistazo a algunas notas muy viejas en mis archivos (de hace… hmmm… mucho tiempo!); un estudio sobre el ministerio de alabanza formado por David en 1Crónicas 25 en el momento en el que el Rey y sus generales nombraron a Asaf, Hemán y Jedutún como los cabezas del Departamento de Adoración de la Nación de Israel. Lee el pasaje completo dando clic acá.
Aquí te resumo algo de lo que esta tarde aprendimos (coteja cada punto con el contenido del texto en 1Crónicas 25):

1. v.1: El Ministerio de Alabanza es predicación: El ministerio de adoración es más que un servicio musical a la iglesia… es una experiencia de profetizar en el sentido más bíblico de la palabra (profetizar no es tener premoniciones!): 1Corintios 14:3 dice que el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. El que no discierne la palabra no tiene nada que hacer en una banda cristiana.
2. v. 1: El Ministerio de Alabanza requiere integrantes de calidad. La palabra usada por David es “idóneos” (adecuados o apropiados). No cualquiera debe participar de él. Ser idóneo requiere el equilibrio entre actitud y aptitud
3. v. 3 El Ministerio de Alabanza requiere de sumisión. Todos los que participaban de él estaban “bajo alguien más”… en un equipo de alabanza no hay lugar para quienes no son jugadores de equipo… un “espíritu libre” que no sabe como sujetarse a sus líderes no tiene nada que hacer en una banda cristiana.
4. v. 5: El Ministerio de Alabanza requiere espiritualidad. El ministro era llamado vidente (1Crónicas 25:5) porque la gente venía a consultarle acerca de Dios… un músico o cantante que no tiene una relación personal genuina con Dios no tiene nada que hacer en una banda cristiana.
5. v.5: El Ministerio de Alabanza es para exaltar el poder de Dios. Nunca jamás es para exaltar al músico o al cantante… es para magnificar el poder de Dios. No hay lugar en un ministerio de alabanza para estrellas o primadonas… si alguien sólo quiere lucirse (por mucho que tenga para lucir) no tiene nada que hacer en una banda cristiana.
6. v. 7: El Ministerio de Alabanza es para los instruidos. No sólo para los talentosos… sino para quienes han sido instruidos para perfeccionar ese talento. Un músico haragán o un cantante que se niega a crecer en su área de ministerio… ya sabes: no tiene nada que hacer en una banda cristiana.
7. v. 7: El Ministerio de Alabanza es para los aptos. Obviamente habla de la habilidad musical… el término hebreo es CHAYIL y describe la virtud en el desempeño de un arte o de un oficio. El Rey se merece lo mejor: si no sabes cantar bien o tocar bien (y no quieres pagar el costo de aprender) no tienes nada que hacer en una banda cristiana.
8. v.8 El Ministerio de Alabanza es para los pacientes. Hasta los mejores esperaban sus turnos! Tocar/cantar no lo es todo… a veces debes participar como uno más de la congregación mientras otros tocan y cantan “allá adelante”. ¿Conoces músicos que sólo llega a la Iglesia cuando tocan… o que al terminar de tocar no quieren estar dentro del culto de adoración?… bueno, no tienen nada que hacer en una banda cristiana.
9. v.8 El Ministerio de Alabanza es discipulado. Me refiero a la formación de la siguiente generación de músicos… es siempre parte de la responsabilidad del músico o cantante más formado.

Ups… se me acabó el espacio… te sigo hablando de esto en alguna otra ocasión (acá apenas hemos rascado la superficie)
Como pastor de Vidanueva te digo: Gracias a Dios por nuestros músicos!… creo que tienen mucho que hacer en donde Dios los ha puesto a servir!

Nos vemos mañana.

12 pensamientos en “El Ministerio de Alabanza… 1Crónicas 25:1-8

  1. Tiene mucha razón definitivamente.
    En lo personal, me gustaría servir mucho en este Ministerio o en el de Jóvenes, y me deprime eso de pensar en el tiempo o en como voy dejando que el tiempo pase sin actuar en esas desiciones que hacen ruido en la mente y en el corazón.
    Me deprime además el saber que canté en una banda y que no era exclusivamente para adorar al Rey :( me bajonea como le damos prioridad a otras cosas menos importantes y que mejor pensamos en perder el tiempo en actividades que al final de los años descubrimos que no tienen sentido.
    La música sin duda es de los mejores elementos que tenemos para adorar, entre más acordes, redobles y con un corazón que se apropie de los principios que mecionó, no dudo que será más que un éxito…
    Saludosssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Gracias Julio!!!
    Dicen que los artistas (en este caso músicos/cantantes) tienen un temperamento especial; pero cuando el Senior moldea caracteres, hasta el temperamento mas fuerte debe aprender a ser sumiso Cada un de tus puntos es inequívocamente cierto. Aquel que no lo quiera reconocer…..no tiene nada que hacer en un ministerio de Alabanza.!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s