Unas palabras para quienes están sin fuerzas…


11891
56443274El título se debe a una frase que he escuchado en repetidas ocasiones estas últimas semanas: “estoy cansado… no tengo fuerzas”. Para entender la manera en que he oído esta frase di las palabras con un tono de voz gutural, hablando suavemente y tratando de que tu voz languidezca mientas las pronuncias lentamente. Haz la prueba… “estoy cansado… no tengo fuerzas”…
¡Así exactamente!

Estos días he escuchado lo mismo vez tras vez (en diferentes versiones, pero con el mismo significado) al estar aconsejando, al estar conversando en los pasillos de la Iglesia, al escuchar peticiones de oración… lo más triste es que nunca fueron dichas para señalar el cansancio físico sino que en cada ocasión se referían al agotamiento espiritual. Me parece aflictivo el que, a menudo, las personas que me las dijeron lo hicieron en el contexto de luchar sinceramente contra la carne y contra el pecado… pero fueron pronunciadas casi como una explicación a la decisión de ya no seguir luchando.
¡Qué terrible!

Esta noche sólo quiero animarte a hacer un inventario espiritual de la reserva de tus fuerzas… o debería decir de las fuerzas del Rey en tu vida. Por favor, no dejes que tus fuerzas se agoten hasta el cansancio. Cuando uno está cansado, todo sale mal… de hecho, ni siquiera hay deseos de intentar hacer las cosas que Dios quiere de la manera en las que él lo desea. Piénsalo. Cuando estás cansado espiritualmente eres más susceptible al desánimo, a la murmuración, al adulterio, a la ira, al orgullo y a cuanto pecado -especialmente tus favoritos- se te cruce por el camino. Peor aún: cuando estás cansado no estás dispuesto a pedir perdón a Dios inmediatamente después de haber caído en la tentación… y un pecado pequeño se vuelve una espiral descendente de actos casi imposibles de controlar. En tu cansancio quizás llames a estos actos “una cadena de errores” o “una sucesión de momentos de debilidad”; la verdad es que no son otra cosa -ni más ni menos- que un abandono de tu carne a la tentación de pecar.
Los problemas se ven más invencibles cuando estás cansado.
Las soluciones parecen más imposibles de lograr… y el esfuerzo para vencer resulta inalcanzable a nuestro agotado corazón.

¿Qué hacer?
Bueno, acá te van algunas sugerencias:
1. Si ya estás agotado haz un alto y busca ayuda. Me refiero a pedir auxilio inmediato a alguien con más fuerzas espirituales que tú. Habla con tu líder, con tu pastor, con tu amigo, con tu pareja… hazle saber a otro que te sientes agotado. Ora con él, habla con él, busca consuelo con él.
2. No te aisles. Si estás “super ocupado” con presiones espirituales (ministerio, responsabilidades, dinero, gente…etc.) asegúrate de tener a alguien en quien apoyarte. No te quedes solo… no te separes de la manada… el león rugiente devora mejor a las presas que se separan del grupo… especialmente a las que están cansadas.
3. Refresca tu vida personal en la Palabra y en la oración. Nota el énfasis en la palabra refrescar. Los que se cansan lo hacen por la resequedad de una vida -a veces “llena de Iglesia”- pero carente de frescura. Deja de hacer las cosas “mecánicamente” y proponte una renovación personal.
4. No temas acercarte a Jesús como lo hiciste el día en que te convertiste. Si has caído en un hábito indebido por tu cansancio (“error, debilidad, falta”… pecado) abre los ojos y date cuenta que lo mejor es detenerte, bajar tu carga y pedir ayuda. Jesús nos prometió el descanso que nosotros solos nos buscamos en el desenfreno de una vida sin límites espirituales: venid a mí todos los que estáis trabajados y cansados y yo os haré descansar.

Si este es tu caso… mis palabras esta noche para ti son de ánimo.
Aún si estás profundamente agotado… hay un descanso y un refrigerio que pueden renovar tu alma.
Pero eres tú quien debe tomar el primer paso…

Nos vemos mañana.

3 pensamientos en “Unas palabras para quienes están sin fuerzas…

  1. mi querido pastor.
    estoy segura que Dios lo ha usado para hablarle a mi vida, ya que estoy atravessando un momento dificil.. esas palabras me han puesto a meditar..
    Agradecere ore por mi, por fortaleza, por paz en medio de la tormenta y para que el en su misericordia me de laa fuerza para mantenerme en su manada.

    Le hago un llamado a todos los cristianos para que tengan cuiddo con las paginas de internet, Facebook, msn, badoo,,, son un instrumento que Santanas esta usndo para meterse en los hogares….un ejemplo es mi pareja que comenos supuestamente haciendo amigos y hoy se encuentra atado, ya no quiere ir a la iglesia y dura hasta las 4 y 5 de la madrugada..
    CUIDADO EN QUE TERRENO ESTAMOS PISANDO

    Dios le bendiga..

  2. Ps gracias x sus palabras, la verdad es sorprendente como Dios nos habla… la verdad estoy en una etapa de mi vida super dificil y hoy fue un dia casi patetico, y estas palabras me sirvieron de full animo… DlBendiga el triple… (nota: me voy a choriar su nota pa publicarla en mi facebook jeje) XD

  3. querido pastor: gracias por sus refrescantes palabras
    de animo.Estaba en mi barca,digo navegando en mis
    chifladuras y me dio por tirar anclas en triple w vidanva.Gracias de nuevo..Bendiciones!!!Salmos 100

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s