La solución para la terquedad es…


Anoche hablamos un poco de lo desastroso que resulta para todos la terquedad; lo reconozco, este “pequeño defecto” (como me dijo alguien) trae consecuencias incómodas y funestas en nuestras relaciones personales. Cuando somos inflexibles, obstinados y porfiados todos perdemos… pierdes tú y pierden quienes te rodean. Además, la obstinación es un problema de carácter que también tiene implicaciones espirituales… según la Biblia es como la idolatría. ¿Eres terco?… si tu respuesta es afirmativa, estás en problemas.

Una definición que se me quedó en el tintero ayer es que obstinarse es “mantener una opinión o una decisión por encima de los argumentos razonables o de las dificultades que se presenten”. Bastante claro, ¿no crees?. Si eres terco es porque en tu propia opinión tienes siempre la razón. No es razonable, pero eso es exactamente lo que a ti y a mi nos sucede: creemos que nuestra manera de hacer las cosas es la correcta y -en nuestra terquedad- no escuchamos las razones de nadie. Para cubrirlo recurrimos a artimañas diversas: nos enojamos, damos un exceso de explicaciones (usualmente falaces) o nos quedamos callados -obstinadamente- para no tener que dar explicaciones. No hay duda… somos seres complejos.
¿Qué dice la Biblia del sabio en su propia opinión? Bueno, no dice muchas cosas buenas. Dice que más esperanza hay del necio (tonto) que de él. Verdaderamente, nada alentador.

Cerré el blog de anoche con una pregunta: ¿Cuál es la solución para la terquedad?
He aquí la respuesta de la Biblia.
Como verás, es una solución simple.
Pero no es fácil.
Ni es agradable.
La solución para que dejes tu obstinación es…

Sé humilde.
Punto.

Como vimos anoche, la terquedad no es más que un subproducto del orgullo con el que muchos estamos acostumbrados a conducirnos en la vida. Reconócelo.
Sin humildad no hay fin a la terquedad.

Nos vemos mañana.

8 pensamientos en “La solución para la terquedad es…

  1. En situaciones cuando de lado está el malgenio es hay donde aparece la terquedad , y x tal motivo viene acompañada de el orgullo,una mezcla que cuando nos la hacen ver no es para nada bueno; es hay cuando se dice que la verdad duele y mucho, y cuesta mucho reconocerla aún sabiéndolo.
    Más que identificada con este blog, es exactamente lo que pasa!
    Y si realmente pasa, que me cuesta mucho aceptar y que mi malgenio no me ayuda en nada.
    Humildad para dejar esa terquedad atrás …

  2. La terquedad en exceso es mala como todo hasta la humildad en exceso es mala. pero hay que tener cuidado con eso porque la biblia dice tambien que, Dios es Un Dios Inmutable: Malaquias 3-6. Dios les bendiga grandemente.

  3. Que fruto obtiene el hombre de sus propios intereses, si se aparta de lo que espiritualmente lo enriquece. Por lo general este aspecto negativo (terquedad) nos conduce de manera equivoca,con persamientos egoistas y apartandonos de la humildad, ya que en muchos casos no escuchamos a nadie. Mas bien asumimos una posicion egoista.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s